sábado, 4 de mayo de 2013

Van Gogh fue un artista muy metódico


Van Gogh fue un artista muy metódico

A raíz de la reapertura del Museo Van Gogh de Ámsterdam y después de ochos años de estudios sobre el trabajo y la obra del referido artista, presento algunos datos de esta investigación presentados en el periódico The New York Times:

"Se descubre más claramente que Van Gogh fue un artista muy metódico, lo que va en contra del mito general de que era un maníaco, un hombre algo perturbado que espontáneamente arroja pintura en el lienzo. De hecho, era alguien que conocía muy bien las propiedades de los materiales que utilizaba, cómo usarlos, y también creó composiciones muy deliberadas. En ese sentido es un hallazgo importante, ya que nos da una mejor idea del Van Gogh artista. Él perseguía objetivos."

(El director del Museo Van Gogh, Axel Rüger)

Mediante el uso de un microscopio de electrones y rayos X espectrometría de fluorescencia, lo que revela las partes de pigmentos sin tomar muestras invasivas, los investigadores encontraron que al principio Van Gogh utiliza marcos perspectiva como guía que dibujó en el lienzo para representar correctamente las proporciones y la profundidad de campo en sus paisajes. Más tarde, a medida que ganaba dominio, abandonó estas rejillas. Como muchos artistas, él volvía a trabajar sobre ciertas pinturas varias veces para perfeccionar su efecto deseado.

Las paredes de El dormitorio no fueron azules, sino violetas

“El descubrimiento más importante fue su paleta, dice Nienke Bakker, comisario de la muestra. Ahora sabemos mucho más acerca de los pigmentos que Van Gogh utilizada y cómo han cambiado de color con el tiempo. Es crucial para nuestra comprensión de sus obras, y conocer mejor la forma de tratarlos. Los colores siguen siendo muy vibrantes, pero habrían sido aún más brillantes - especialmente los rojos. Algunos de los rojos eran mucho más brillantes o han desaparecido por completo desde que los pintó. Quería expresar su manera particular de ver el mundo, y cada obra de arte que hizo lo estaba moviendo hacia esa meta, pero nunca estuvo satisfecho."

Ralph Haswell, científico jefe de Shell Global Solutions explica que debido a que Van Gogh no elaboraba sus colores, sino que los adquiría, y al estar la industria química en sus principios, no se sabía qué efecto tendrían esos pigmentos, si se mantendrían estables o no. Ese sería el caso del violeta que Van Gogh utilizaría para pintar las paredes de su habitación en Arlés. El color rojo sobre el púrpura se desvaneció antes de tiempo, y dejó sólo el azul con el que había sido mezclado.



“El color original, - al parecer un cambio menor - presenta una imagen más suave. El púrpura y el amarillo no son un contraste duro como pensamos ahora. Eso era algo que quería expresar en esa pintura: tranquilidad y una sensación de descanso. En la teoría del color morado y amarillo son los contrastes complementarios. Teóricamente tienen que reforzarse mutuamente. Para mí, las paredes de color púrpura en el dormitorio son una imagen más suave. Se confirma que se aferra a la teoría del color tradicional, con morado y amarillo, y no azul y amarillo. "

(Marije Vellekoop, directora de colecciones, investigación y presentación del Museo Van Gogh)

El uso de los colores por Van Gogh

En cierto modo, su uso de colores complementarios coloca a Van Gogh en las tradiciones de su tiempo. A pesar de que era radical en su uso de colores brillantes, sigue la teoría tradicional de color que ya estaba en la primera mitad del siglo XIX. Él será el que utilice los pigmentos con más audacia.

Van Gogh experimentó con diferentes técnicas para aplicar el color que utilizaban sus contemporáneos, como Henri de Toulouse-Lautrec, que diluían sus pinturas y utilizaban colores planos. Van Gogh también siguió un poco a los puntillistas, cuyas imágenes se han construido a partir de muchos toques de color. Los colores de alto contraste de los últimos cuadros de Van Gogh están asociados con el momento en que desarrolla su propio estilo, en los dos últimos años de su vida.

El hecho de que haya utilizado una gama de colores aún más brillantes, con más rojos y morados, indica que su trabajo podría haber estado más cerca de la de su amigo Paul Gauguin. En ese sentido, sus opciones de color pueden haber sido más seguros y menos iconoclastas de lo que podríamos imaginar.

Los nuevos puntos de vista del color no cambian la visión de la psicología, sobre su estado de ánimo. En Arles, estaba usando un montón de colores y se mostró muy optimista sobre la vida y su futuro y sus posibilidades de vender su obra. También tenía ganas de que Gauguin llegará a Arles. Y cuando la cooperación con Gauguin falló, y está en el asilo, se vuelve más sombrío y deprimido, sus colores cambian, se va más hacia los ocres, tonos verdes y marrones. Una gama de colores más apagados. El color asociado con el estado de ánimo, por supuesto, pero el azul no nos dice que era cuando más deprimido estaba.
Los científicos y conservadores han creado una reconstrucción digital de El dormitorio, tal como debiera estar la pintura cuando Van Gogh lo pintó, con esas paredes de color violeta, que también formarán parte de la exposición.

"Se ve, diferente y un poco extraño", dice el comisario de la muestra, Bakker.

(Traducido y adaptado de: http://www.nytimes.com/2013/04/30/arts/30iht-vangogh30.html?src=me&ref=general&_r=0 )

1 comentario: